Hortus Botanicus Lovaniensis 

 

 

Lovaina es una perfecta escapada de un día desde Bruselas (a tan sólo 25 km y con un centro histórico y muy abordable), sede de la universidad más antigua de los Países Bajos, la Universidad Católica de Lovaina, y del grupo cervecero más grande del mundo (con marcas globales como Budweiser, Corona o Stella Artois).

Mi sitio favorito sin embargo es un pequeño oasis en pleno centro de la ciudad, el Jardín Botánico de Lovaina. Es un jardín especialmente bien cuidado, con bellos parterres en cada estación, una zona de estilo geométrico francés y otra más paisajística (con vegetación exuberante alrededor del estanque e incluso con una elevación desde la que disfrutar de la vista). También es el jardín científico de la Universidad, con nombres latino y neerlandés debajo de cada especimen e invernaderos que sorprenderán incluso a los expertos en flora tropical.

 

Los jardines se crearon en 1738 (el primer jardín botánico de los Países Bajos) pero fueron completamente remozados (sólo queda la puerta monumental) en 1821. No se pierda el primer invernadero, que aunque más bajo y menos impresionante por fuera que el gran invernadero neoclásico, posee enormes (con más de un metro de ancho) platyceriums o helechos de cuernos de ciervo (por la característica forma de sus hojas) y otras epifitas (plantas que crecen en los árboles).

Disfruten tanto de la visita como yo lo hice el pasado fin de semana con el espectáculo de temporada de las camelias, los rododendros y el cerezo en flor.

Copyright de imágenes © Ruskin in Brussels