Aves del Parque de Tervuren

Probablemente uno de los mejores ejemplos de paisajismo austríaco, el Parque de Tervuren (a 15 km del centro de la ciudad) ha perdido recientemente algo de su encanto debido a las prolongadas obras del nuevo Museo de África (existe ahora un versión pop up los domingos de 13.00 h a 18.00 h).

Vamos a menudo a pasear por toda la avenida de hayas a lo largo del canal central. Solo recientemente descubrimos los estanques que existen más allá y que llegan hasta el Forêt de Soignes. Allí, una sorprende variedad de aves nadan en el estanque principal.

Como se puede ver en las fotos, los somormujos, con sus crestas en forma de abanicos en la cabeza, anidan aquí a menudo. Estas aves acuáticas pertenecen a las más amplia familia de los buceadores, cuyos miembros nadan hundidos y destacan, como su nombre indica, como buceadores. Quizá haya visto su parada nupcial en televisión. Es uno de los espectáculos más bellos de cualquier lago pues, literalmente, corren sobre las aguas.

También entre mis favoritos, los porrones moñudos son bastante frecuentes en esta zona. Aunque el color de su plumaje es atractivo (blanco y negro el del macho y en diferentes tonos de marrón el de la hembra) el rasgo más característico y divertido es el penacho o cresta caída del macho.

Otro habitante permanente, los porrones europeos son patos con la cabeza roja que encontrará más fácilmente aquí que en otros estanques de Bruselas. Los ánades, cisnes y diferentes tipos de gansos (canadienses y egipcios, también en las fotos) son tan frecuentes aquí como en Bruselas.

El pasado fin de semana, también vimos una paraje de patos mandarines, una especie asiática introducida que se extiende hoy por toda Europa.

La próxima vez que quiera ver aves, ¡no se olvide del Parque de Tervuren!

Copyright de imágenes © Ruskin in Brussels