Muguete

Ahora que el dulce aroma de los muguetes (convallaria majalis) invade mi jardín delantero, siento que la primavera ha llegado a mi olfato. Es tan dulce y refrescante que parece ser un nuevo descubrimiento cada año. Como la música, lo transporta a uno a un mundo más sencillo, a un existencia más sensorial.

 

lalique-convallaria1

Su olor es tan sencillo que puede convertirse en revolucionario, como pasó con la fragancia clásica “Muguet” de François Coty de 1910 o con los frasquitos de perfume de René Lalique. Coty, quizá el más grande perfumista de la historia si no el más rico, creó este perfume para la “mujer del tipo solar y jovial”. Colaboró con el genio vidriero de Lalique para producir recipientes con los cuales seducir a su clientela. Desgraciadamente, hoy podemos disfrutar de los frascos de Lalique más fácilmente que de los perfumes de Coty pues sus fórmulas se han modificado.

 

lalique-convallaria2

Coty y Lalique tuvieron vidas paralelas. De orígenes muy modestos, se hicieron inmensamente ricos gracias a su maestría de artesanos. Ambos tuvieron muchas amantes, y divorcios. Coty se metió en política para su desgracia y la nuestra (apoyó al movimiento fascista francés a través de sus periódicos y su apoyo financiero). Murió antes de la Segunda Guerra Mundial. Lalique se ocupó de sus negocios para gratitud nuestra. Murió justo después de la Segunda Guerra Mundial. Sus joyas y sus obras de cristal todavía brillan en nuestras casas mientras que el recuerdo de Coty es más evanescente que sus fragancias.

 

lalique-convallaria4

Los franceses, y los belgas, todavía regalan para el primero de mayo ramilletes de muguetes. No olvide que todas las partes de esta planta son muy venenosas y su ingestión puede producir vómitos y dolores intestinales. Sin embargo, son tan bonitos y anticuados… o muy de moda de hecho. El ramo de bodas de muguetes caseros de Kate Middleton debería probar que la moda, y la vida, es un ciclo y que la primavera a vuelto con su dulce olor de muguetes.

 

lalique-convallaria3

copyright de imágenes © Ruskin in Brussels