La exposición de Zane Mellupe en Bruselas

 
 

Nuestra pequeña Bruselas se está convirtiendo cada vez más en un centro de interconexión de arte en Europa. ¿Por qué si no tendrían galerías como ifagallery una sucursal en la ciudad del Manneken Pis?¿Será quizá el fácil acceso a los dos mayores destinos de arte de Europa, París y Londres? ¿O la tradicional receptividad belga al arte de vanguardia?

La nueva exposición de ifagallery en rue des Renards, en la calle perpendicular que baja a la plaza del Jeu de Balle en Marolles, está dedicada a la artista letona Zane Mellupe (Riga, 1981). Esta sinóloga y fotógrafa, que vive en Shangai desde el 2001 y se graduó en fotografía en la University of Arts de Londres en 2007, confirma con su exposición que Bruselas está conectada con los nuevos centros mundiales del siglo XXI. Su trabajo, personal y multicultural, combina diferentes técnicas fotográficas que reclaman la relación entre los objetos y cuerpo humano (el suyo, como descubrirá con mayor o menor esfuerzo en la exposición). Su humor deriva de la distancia que le concede su compleja experiencia vital entre Oriente y Occidente.

El trabajo de Zane nos reenvía directamente a la cultura letona. Ante todo, a la naturaleza, especialmente a los bosques, como origen que son de la vida humana; iría más allá para afirmar que se refiere principalmente a los árboles como nexo de unión de la vida humana con la madre Tierra -así como a su propia maternidad- y a la presencia de la materia, sea papel o madera, en sus obras. En segundo lugar, a las herramientas y técnicas, como el icónico martillo, las tijeras o las reglas así como a la reinterpretación del punto de labor, está vez con luces de neón.

Su trabajo es único. Hallé una nueva conexión entre la ciudad y el campo, lo antiguo y lo nuevo. Las imágenes horizontales en plexiglas, que parecen a primera vista pantallas de televisión mal sintonizada, son de hecho negativos modificados de paisajes chinos: buena conclusión de su arte entre Oriente y Occidente, la ciudad y la naturaleza, lo nuevo y lo tradicional.

Copyright de imágenes © Ruskin in Brussels