Esculturas en subasta

 

 

Una de las sorpresas de las subastas del último mes en Galerie Moderne fue el elefantito (arriba, 10 cm de alto) del escultor belga Alberic Collin (1886-1962), inicialmente valorado en algunos cientos de euros, que alcanzó la suma de 18.000 euros al calor de las pujas telefónicas. Aunque este escultor era ya una figura internacional en vida (ganó la medalla de oro del “Salon des independants” en Paris en 1922), la escuela de escultores animaliers belgas ha sido últimamente injustamente maltratada. Puede que exista una tendencia a recuperar esta parte del patrimonio belga. Le invito a seguirlo en la subasta que tendrá lugar el miércoles donde se venderán varias piezas interesantes.

Algunas de Albert Hager (1857-1940), todas de escayola, me llamaron la atención. Él, como contemporáneo de Collin, también trabajó en las inmediaciones del zoo de Amberes cuando la escultura de animales belga era una referencia mundial. Sus esculturas son menos estilizadas que las de Collin pero sus composiciones son muy originales y están llenas de movimiento.

El lote 1031 representa un hipopótamo que es atacado por un cocodrilo mientras un segundo hipopótamo ataca al atacante. La composición es muy dinámica, con algo de violencia pero sin enseñarse en el dolor. Su valoración ronda los 200 euros mientras que una versión en bronce idéntica con pátina oscura se vendió el año pasado por 4.000 euros en Bruselas. Yo pujaría por ésta.

 
 

El lote 1043 tiene el encanto de un tema más tradicional y estático, el de dos cansados caballos de tiro. Esta imagen era parte de la vida cotidiana de hace un siglo pero ahora nos recuerda un mundo pasado y menos mecanizado.

 
 
 

La pantera del lote 1009 ha sido captada en una pose muy asimétrica justo en el momento en que atrapa una presa. Aquí, el animal protagonista parece más liviano y delgado que en los otros dos conjuntos anteriores. Quizá demasiado delgado.

 
 
 

También existe un buen número de esculturas asiáticas, algunas con certificados de autenticidad (lotes 1244, 1255, 1270, 1287, 1326). Aunque la serenidad clásica de las esculturas jemer y tailandesa me llaman especialmente la atención (ver más abajo el lote 1273), existe un mercado especialmente floreciente de antigüedades chinas, controlado por cazatesoros chinos, un personaje cada vez más común en cualquier subasta en Europa.

 
 
 

Finalmente, existe una buena colección de cerámica precolombina (lotes 1300-1326) a precios bastante elevados (desde 200 a 1.500 euros).

Copyright de imágenes © Galerie Moderne